SØREN KIERKEGAARD [parte II]

Un gusto leer esta introducción a Kierkegaard. Cuanto le deben de Unamuno, Marcel y Sartre y con ellos todos sus sucesores y amantes de la filosofía de la existencia. Muchas gracias a su autor.

neuroswap

“Cada cual encuentra su forma de vengarse del mundo.
El mío consiste en llevar mi dolor y mi pena en el
fondo de mí mismo mientras que mis bromas distraen a los demás…”
(Kierkegaard)

Dinamarca, 1838:

Muere Michael Pedersen, padre de Kierkegaard, no sin antes confesarle a su hijo los pecados que durante tantos años lo habían atormentado. Finalmente, después de tantos años de presenciar a ese ser devoto y melancólico a la vez, a Kierkegaard se le revelaba la lucha interna, el arrepentimiento, y la culpa en la que se había debatido su padre. En sus Diarios señaló haber sentido como si un “gran terremoto” se hubiese desatado a sus pies, como si esa noticia le hubiese hecho finalmente cambiar de vida, madurar. Tras el fallecimiento de Michael Pedersen, Kierkegaard le dedicaría implícita o explícitamente sus obras. Gracias a esa lucha interna, de la cual él tampoco quedo…

Ver la entrada original 1.478 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s