Un falso nosotros

Todos hemos estado alguna vez en una reunión donde en grupo se destaja a quienes no están presentes. En ese grupo no hay un nosotros real, o somos desconocidos o nos desconocemos, buscamos en ese momento un nuevo falso nosotros. En la ausencia del nosotros cada uno está frente a su soledad y al terror de desnudarse, resguarda en secreto lo relevante de sí, lo que cada día le mueve a realizarse o a perderse. Al conservar el poder de que le dañen, evita el camino de  creación de un lazo auténtico, el vínculo se lograría en el encuentro de proyectos de vida, al mostrarse concreto a los demás uno podría encontrarse en otros, lograr una hermandad en los valores comunes de cada proyecto de vida.

Nos entretenemos entonces en grupos de falsa cohesión. En estos grupos al no haber unión por intereses comunes, lo que se toma por ligue es la construcción de un rival ficticio. Un enemigo horrendo aparece por la propia necesidad de los integrantes del grupo de entretenerse y de acompañarse sin desnudarse. Entregarse, compartirse, sería inseguro, atacar juntos a un rival es mucho mas sensato.

En ese acto también nos estudiamos desde como cosificamos a los demás. En ese estudio cada uno muestra lo negro de sí a los otros, somos guerreros, luchamos juntos ¿contra quien? Contra el producto imaginario de nuestra propia desunión puesto afuera como rival. Nos hacemos imagen, aparición de guerrero para los miembros del pelotón y hacemos de un tercer otro un nuevo enemigo fantasma. Nosotros ya no somos los peligrosos extraños, son Ellos.

El estudiarnos permite conocer pobremente algunas similitudes, mas tarde nos acercaremos al similar, buscaremos con él un encuentro desde lo individual, ya no desde quien es el otro, sino desde quien es uno. Este es un encuentro mucho mas real ¿pero hemos dejado de actuar? ¿Si antes actuamos ser guerreros, no actuamos ahora ser un hermano?

Un comentario en “Un falso nosotros

  1. Sin duda.Que lo diga Pirandello(Seis personajes en busca de autor)….Actuamos lavida,actuamos incluso la muerte.No la imaginamos,porque no podemos(siempre e sla muerte “De otro”).La nuestra sólo podemos actuarla,una y mil veces,desde que tomamos conciencia de que estamos siendo sólo para dejar de existir.:siendo para,al morir,realmente ser.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s