Fe: Oración ilógica

¿Cual es la gran diferencia entre el mito de Sísifo de la Grecia antigua y el mito cristiano: “toma tu cruz y sígueme”? ¿cual es la gran diferencia entre el mito de Sísifo y de Khepri (del antiguo Egipto)? Si las palabras nos distancian, ‘por sus actos los reconocerás’. Fe! Misterio de la Fe! Cada día levantarse y sacrificarse por lo que esa Fe promete, la sonrisa del hijo, del amigo, del esposo, padre, madre, abuela, abuelo. Por lo que el llamado de la vida nos reclama, así sea Fe en esta vida como la única posible, es la vida a abrazar sintiendo su valor en la vida de todos los demás que la sufren igual que uno, si no hay mas allá y la vida es estúpida, más sentido aún cobra la vida del hombre que se levanta reclamando la injusticia al ingrato sin sentido y peleando por la vida de lo que quiere. Primo Levi: ¡¿si te dijera “existe el sueño, existe el verbo”, que me dirías?! ¿A caso puedo pedir a la historia que me conteste? No, creo que no, esto es mio, desde mi ser. Si yo le pregunto al mundo, el mundo me ha de engañar. Esta es hoy Mi Verdad, que el verbo, Mi Sueño, me de suficiente voluntad.

En un atrevido intento de “nada de lo humano me es ajeno” arriesgo: Quizás Primo Levi me diría que “un hombre no puede ir mas allá de su sueño, y que si un hombre son sus relaciones afectivas (“Si esto es un hombre”), entonces amputadas las relaciones ya no hay sueño”, los límites de mi mundo son los límites de mi sueño ¿moriría, me dejaría morir, si me quitaran mi sueño?

creative-commons

4 comentarios en “Fe: Oración ilógica

  1. CRistian:pocas veces he leído una oración más hermosa.Busco,busco…y no encuentro al agnóstico por aquí,sino al discípulo de Unamuno,al de sus “Sombras de Sueño”:incluso entreveo un guiño cómplice de Agustín y de GAbriel Marcel.
    Sin los sueños,la vida es nada.Y fijate que no utilizo la doble negación.Digo”Es nada”,es “negación absoluta del ser”,un absurdo metafísico.
    Hasta Marx debe haber soñado…Todos hemos soñado,todos hemos puesto un pie en la tierra de los imposibles cuya llave(la que abre todas las puertas) es la oración.La oración está fuera del tiempo.Viene del ser y va al ser antes de la caída original(que es el Dasein,el ser arrojado a la existencia en el tiempo).La oración es desnacer,no morir.Y la oración no es sólo la que aparece en la cartilla del catecismo,sino cualquier llamado sincero,de súplica o de agradecimiento,de tristeza o de júbilo,que salga,no de nuestros labios(parafraseando a Miguel de Molinos y su “oración de quietud”) sino de nuestro corazón.
    Amén!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, me gusta como incorporas a Heidegger, no había considerado al ser-fuera-del-tiempo de esta manera, y Buber está implícito también, así que la oración es un YoTu inmediato y está fuera del mundo, del tiempo, ya no un arrojo es un arrullo, la compañía del ser (o como prefiera llamarcele). Es trágico que sea tan breve, siempre volvemos a caer.

      Me gusta

    1. Mi aprecio por el folklore viene de mis padres, Don Ata principalmente por mi viejo, a quien en este momento estoy viendo cercano a Manuel Bueno de nuestro querido Unamuno ¿busqué un desnacer en un varón matriarcal? No es una afirmación que pueda hacer hoy, seguiré aprendiendo, aunque a veces duela. Gracias por enseñarme.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s